Mientras el fotógrafo James Balog y su equipo trabajaban cerca de un glaciar su cámara capturó algo extraordinario. Estaban en Groenlandia recopilando imágenes del Círculo Polar Ártico para un documental que se encuentran preparando desde hace años, cuando de repente y para sorpresa de todo un enorme pedazo de un glaciar se empezó a romper y deslizar justo frente a sus ojos.

 

Fue el evento más grande de este tipo jamás filmado.

 

Por cerca de una hora y 15 minutos, Balog y su equipo se limitó a observar como un pedazo de hielo del tamaño de Manhattan – pero con edificios de hielo de más de dos o tres veces de alto de los que se ven en Nueva York – simplemente se desvanecieron.

 

Por lo que sabemos ha sido una catástrofe geológica sin precedentes y la capturaron toda en video, lo más triste es que no será la última vez que veamos eventos similares debido al cambio climático y al calentamiento global.

No hay comentarios

Dejar una respuesta