Una serpiente marina para obtener energía

0
565

No es el monstruo del Lago Ness. Pero comparte con este el escenario marino como hábitat. Eso sí, tiene una existencia comprobada a diferencia del temido monstruo y también una función específica en este mundo: colaborar con el desarrollo de un tipo de energía alternativa.

Aunque todavía es un prototipo, está cerca de ponerse en práctica y será una original invención si sus resultados llegan a ser los esperados. No es un monstruo marino, pero mide 200 metros y se llamaAnaconda. Fabricado con goma, este “bicho” será utilizado en las aguas para provocar olas y generar lo que se llama energía undimotriz.

La serpiente marina fue idea de una empresa británica, llamada Checkmate Seaenergy Ltd, en base a numerosos estudios sobre la hidrodinámica (disciplina que estudia la dinámica del agua). Por su tamaño y forma fue bautizada como Anaconda.

Específicamente, se trata de un tubo de goma de 200 metros de longitud que “nada” en la superficie del mar amarrado a un poste clavado en el fondo del mar. Las olas crean unas crestas que viajan por el tubo de goma hasta alcanzar una turbina que genera electricidad. El propósito es convertir la fuerza de las olas en electricidad.

Así como sucede con otros tipos de energías alternativas (solar, eólica) la ciencia viene trabajando desde hace tiempo en la obtención de energía mareomotriz, producto de las olas y las mareas. Las primeras son producidas por el viento: cuanto más fuerte es y mayor la distancia que recorre, más grandes son las olas y más energía transportan. La fuerza de las mareas, por su parte, es generada por los efectos gravitacionales (de gravedad) del sol y de la luna, que se traducen en lo que popularmente se conoce como subidas y bajadas de la marea. Estos eventos son totalmente predecibles, por lo que es posible calcular con precisión en qué momento se podrá extraer la energía, y cuánta cantidad.

Lo que todavía queda por estudiar es la viabilidad económica y la eficiencia de la conversión de electricidad.

No hay comentarios