Patrones de belleza que conducen a la anorexia

0
446

La obsesión por el cuerpo perfecto crea patrones de estética muy exigentes. La juventud muchas veces se deja arrastrar por esta corriente al ver sus famosos preferidos como modelos a seguir. A uno de los extremos que algunas veces llegan, es a la anorexia.

El psiquiatra José Miguel Gómez la define como un trastorno alimenticio, que encuentra base en el síndrome de la falsa imagen que se percibe del cuerpo, donde la persona se observa en el espejo con ganancia de peso, cuando es lo contrario.

“Es una enfermedad que afecta a los preadolescentes, adolescentes y adultos tempranos, y las mujeres tienden a ser las más afectadas”.

Factores

Entre los factores que influyen en la obsesión por el ‘cuerpo perfecto’, Gómez resalta: la presión psicosocial para crear expectativas; las medidas corporales que muchas agencias exigen cuando los jóvenes están involucrados en modelaje, ballet, actuación, y la imitación a figuras famosas de cine o modelos de revistas.

“En el mundo se valora lo visual, ‘el cómo tú te ves’, y todos quieren verse bonitos y delgados. Dentro de estos criterios, los adolescentes comienzan a ser influenciados y al final quedan perjudicados por el trastorno alimenticio de la anorexia, combinado en ocasiones, con otra enfermedad que es la bulimia”, dice el psiquiatra.

Complicaciones

Después que se llega al lado crónico estas personas sufren de anemia, baja talla, problema de desnutrición, ausencia de la menstruación, caída del pelo, problemas hormonales, cardíacos, de la piel y respiratorios. La depresión los lleva a tener pensamientos negativos que pueden terminar en suicidio, expresa Gómez.

“Todo lo que empieza como un deseo de tener el mejor cuerpo termina en una pesadilla, que puede llevar hasta la muerte”. Esta es una enfermedad que es tomada en cuenta por psiquiatras, psicólogos, nutricionistas, endocrinólogos y otros, por ser un mal multifactorial.

Ser ‘gordito’

En la cotidianidad se castiga a la persona que tiene unas libras de más, y esto la convierte en víctima de represalias y acoso de manera grosera en las calles y escuelas, cuenta Gómez.

Dice que cuando un niño es objeto de burla o acoso social y psicológico en la escuela, por ejemplo, puede que se desate el problema de que éste no esté conforme con su figura y recurra a recursos equivocados para lograr otra imagen. Muchas adolescentes arrastran problemas de abuso sexual, abandono o indiferencia familiar, baja autoestima, depresión y pobre identidad psicosocial que afectan también la conducta, explica. “Cuando la persona no se quiere ni se acepta como es, entonces tiende a buscar la identidad en otras personas que considera perfectas, y es cuando empieza a querer ser como esa persona”.

La familia

La familia debe tener mucho cuidado con los patrones con que cría a los hijos. La manera en que los padres controlan los alimentos y los ejercicios de los infantes no debe ser estricta, y mucho menos si las exigencias son para que éste tenga una bonita figura, pues toda esa carga influye en la conducta alimentaria en su futuro, resalta Gómez. El régimen debe ser siempre apostando a la salud.

Cuando un pariente es afectado por la anorexia el ambiente familiar sufre mucho. Gómez explica: “Ellos ven cómo se deteriora la vida de su ser querido. Por más que los padres y los terapeutas quieran hacerle entender que no está gorda, no lo entenderá”. De ahí la importancia de dispensarle afecto y apoyo.

El anoréxico come lo menos posible y se empeña en hacer ejercicios para quemar las pocas calorías que ingiere, porque considera que hasta el agua le hace engordar.

Prefiere estar solo para que a la hora de comer no le controlen. “Cuando se ven obligados a comer en público buscan el baño más cercano para vomitar”, puntualiza el psiquiatra. Muchas veces lo ubican con antelación.

Famosos

En varias publicaciones de medios de comunicación internacionales se revela la gran cantidad de famosos que han sido diagnosticados con el trastorno de la anorexia. En el año 1999 la actriz y cantante mejicana Anahí reconoció tener el desorden alimenticio después de varios años negándolo. Otros famosos que entraron en este círculo son la actriz Lindsay Lohan, y el modelo Jeremy Gillitzer.

El experto en enfermedades mentales afirma que la anorexia puede detectarse en todas las clases sociales e incluso entre personas con trayectoria de éxito. “Modelos, actores, artistas y bailarines están ligados a una serie de reglas que se les exigen para estar en el mundo de la fama, y a veces se exceden”.

ESPAÑA ROMPE EL ESQUEMA DE LAS TALLAS EN LA PASARELA

España fue el primer país del mundo que propuso implementar medidas corporales para tener modelos curvilíneas con una campaña en contra de la anorexia. El país europeo exigió pesar las modelos antes de permitirles desfilar. Esta iniciativa se tomó porque en el 2006 en la pasarela Cibeles de gastronomía irónicamente desfilaba la modelo más flaca del mundo.

Fuente: diariode3.com

No hay comentarios