“Hoja artificial” convierte luz solar en combustible

0
487

La tecnología ha logrado imitar fielmente el proceso más prodigioso de la naturaleza, o eso parece… Seis meses después del anuncio que dio la vuelta al mundo, el químico Daniel Nocera, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), ha presentado a la comunidad científica la ‘hoja artificial’ que consigue reproducir la fotosíntesis.

La ‘hoja’, del tamaño de un naipe, está fabricada de silicio, níquel, cobalto y otros catalizadores. Depositada en cubo de agua, la ‘hoja’ reacciona químicamente ante la luz solar y produce burbujas separadas de oxígeno y de hidrógeno. Las dos corrientes pueden ser recolectadas y almacenadas en pilas de combustible, listas para proporcionar electricidad.

Cuando se coloca en un recipiente con agua, la célula solar de silicio, que tiene materiales catalíticos de cada lado, genera burbujas de oxígeno en un lado y burbujas de hidrógeno en el otro, que pueden ser separadas y recogidas.

Los gases pueden después ser integrados en una célula de combustible que los recombina en agua produciendo una corriente eléctrica, explicó el principal autor del estudio.

No se puede ser más portátil: no necesita cables, es ligero y no requiere muchos equipos adicionales, más allá de algo para capturar y almacenar los gases”.

El dispositivo no estará listo para la producción comercial, sin embargo, hasta que se desarrollen los sistemas que puedan recolectar, almacenar y utilizar los gases.

La idea es disponer de una fuente de barata de energía renovable para los países en desarrollo”, afirma el químico del MIT. “Una ‘hoja’ mayor, de aproximadamente un metro cuadrado, bañada en agua, podría a abastecer a un hogar de tamaño medio en un país como India.
Los costes de montaje y de operación serían sin duda mucho más reducidos de lo que hoy en días es posible con las placas fotovoltaicas”, aventura Nocera. “Queremos asegurarnos primero de que la idea funciona en países en desarrollo, que donde tendremos el gran reto en los próximos años, para luego poder implantarlo en los países desarrollados, con unas necesidades energéticas mucho mayores”.

Fuente: elmundo.es

No hay comentarios