El agricultor: “elemento vital para la subsistencia de la sociedad”

0
1334

Un agricultor no sólo es una persona que a través de la siembra y la cosecha produce alimentos para vivir. También es un ejemplo de paciencia, perseverancia y sobre todo con una actitud mental positiva, requisito indispensable para alcanzar el éxito.

El agricultor desarrolla una actividad basada en el conocimiento, la paciencia y la esperanza, de que la tierra dará sus frutos. Pero la tierra por si sola no dará la cosecha, se requiere de un trabajo arduo, realizado con ternura y dedicación.

Es el individuo que hace parir la tierra, y en ella deja sus huellas marcadas con el sudor de su frente; pues se encargan de preparar la tierra, sembrar las semillas, eliminar las hierbas y malezas, abonar las plantas, irrigar las plantaciones, cuidar las cosechas de las plagas y, finalmente, recolecta los productos para enviarlos a los mercados o a las plantas procesadora.

La agricultura es el arte de cultivar la tierra; se refiere a los diferentes trabajos de tratamiento del suelo y cultivo de vegetales, normalmente con fines alimenticios. Es la actividad agraria que comprende todo un conjunto de acciones humanas que transforma el medio ambiente natural, con el fin de hacerlo más apto para el crecimiento de las siembras. Es una actividad de gran importancia estratégica como base fundamental para el desarrollo autosuficiente y riqueza de las naciones.

Hasta el año 1980, la agricultura era un renglón muy fuerte en la economía de la República Dominicana, ya que una gran parte de nuestras exportaciones dependían de la caña de azúcar, el café, el cacao y el tabaco. Hoy en día hay una importante producción de arroz, habichuelas, plátanos, naranjas, cocos, tomates, guineos y otros productos.

Sin embargo, a pesar de que muchos productos son cultivados ampliamente en nuestro país, la agricultura ha sido desplazada en parte por otras actividades económicas como es el caso del turismo.

Cada 15 de mayo celebramos en la Republica Dominicana, el día del Agricultor. Instituido mediante el Decreto 3523, del 11 de mayo de 1946. En el cual se establece el 15 de mayo de cada año como fecha de celebración en reconocimiento a la labor de los agricultores dominicanos.

El instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, (INSAPROMA), reconoce la ardua labor de los agricultores, que día a día entregan su vida a la siembra, aportando al desarrollo económico del país. Cree que se puede trabajar el campo, sin que se contaminen los recursos naturales como el (suelos, las aguas y el aire), imprescindible para la vida del ser humano en el planeta.

Hace un llamado al gobierno dominicano, a mirar hacia los campos, zona olvidada por los estadistas, para que tomen medidas que incentiven el desarrollo de este sector, para que los agricultores puedan trabajar y no tenga que abandonar el campo. También que cambien ese perfil de modernismo en un mundo de globalización y competitividad de los mercados, donde predominan las tecnologías, que más que bien, causan daño a nuestro entorno.

La contaminación y los residuos tóxicos son la otra cara de la moneda del desarrollo industrial concebido como sinónimo de progreso.

Dentro de los químicos, muy utilizados por el hombre en los trabajos agrícolas tenemos, los Contaminantes Tóxicos Persistentes COPs los cuales tienen una alta permanencia en el medio ambiente. Esto quiere decir que los COPs son muy resistentes y permanecen en la naturaleza por mucho tiempo, provocando consecuencias nocivas en los ecosistemas y seres vivos. Son resistentes a la degradación. Los COPs son bioacumulables.

Estos se incorporan en los tejidos de los seres vivos y pueden incrementar su concentración por medio de la cadena trófica. También son sumamente tóxicos, reflejando esta toxicidad en graves efectos para el medio ambiente y la salud de las personas. Estos Contaminantes pueden generar cáncer, problemas en la capacidad reproductiva de varias especies, retardo en el desarrollo intelectual de pequeños, y un débil sistema inmunológico, entre algunas consecuencias más.

El INSAPROMA, insta a las autoridades estatales retornar al campo, con una visión de desarrollo sostenible, utilizando medidas de producción que aporten a la conservación del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, introduciendo a los modos de producción, la Agricultura Ecológica, Biológica u Orgánica, y creando diversos sistemas de producción que respeten las características Ecológicas de los lugares y Geobiológicas de los suelos.

Fuente: Euren Cuevas / http://lanaciondominicana.com/

No hay comentarios